18.1.08

COTIDIANEIDAD

Comencé la semana con un agradable desayuno y compañía no menos agradable. Me animaba Txetxu a escribir más en el blog y como yo le dijera que dudaba de que pudiera aportar algo con mis comunicaciones al espacio virtual, respondiome aquel que podía aportar la cotidianeidad.

Preguntas cotidianas
1ª¿Podrá una de mis hijas responder a la cuestión de qué consigue de positivo para sus ser gritar como lo hace?

2ªEn caso afirmativo ¿no hay otras vías de alcanzar ese objetivo positivo para su ser?

3ª¿Podrá mi hijo aprender a valorar lo que logra y no lo que le falta? Es decir andar el camino de la excelencia y no el de la exigencia, en este caso, autoexigencia.

4ª ¿Seré capaz de aprender a gestionar mis gastos ahora que tengo una reducción de jornada en mi trabajo?

5ª ¿Será capaz mi hijo de imagianr acciones alternativas a las pantallas (Nintendo, PC, TV...) ahora que se las he confiscado durate la semana?

6ª ¿Podrá descubrir que no es un castigo sino un premio, el de saber en qué consiste el aburrimiento cuando se está solo y las puertas que esto le abre?

7ª ¿Podré encontrar el idioma en el que nos entendamos mi esposo mantecoso (dicho con todo mi cariño) y yo?

8ª ¿Serán capaces mis alumnos de darse cuenta de que el compromiso con sus objetivo es la clave para alcanzarlos? La motivación es interna no externa


Ahí queda mi dosis de cotideaneidad pero me da que Txetxu no iba por esta vía

4 Comments:

Anonymous Txetxu said...

Yo no iba por ninguna vía. A mí esa cotidianeidad me devuelve hoy preguntas o constataciones que mañana escribiré.

Yo no iba. Sólo pasaba pero al pasar sí pensaba que tú podías ir.

11:18 p. m.

 
Blogger Carmen said...

¿Vas a pasar más veces?

1:17 p. m.

 
Anonymous Txetxu said...

Seguro que sí. Los encuentros siempre merecen la pena

9:01 a. m.

 
Blogger Fernando said...

Haciéndose uno esas preguntas, ¿se puede dormir tranquilamente?

8:43 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home