28.10.07

APRENDER DE LOS FRACASOS

Así se titula el artículo de psicología escrito por Xavier Guix y que publica hoy en El País.

Llevo unos meses diciendo que las casualidades no existen que son una conjunción de fuerzas que debemos aprovechar y ¡casualidad! este ha sido unos de los temas tratados en el curso de practitioner de PNL que recién inicié ayer en Donosti (por cierto cómo me gusta reencontrarme con esta ciudad y lo vivido en ella durante mis años de estudiante).

Quiero entresacar alguna de las frases del artículo que están muy relacionadas con lo tratado este fin de semana en el curso

- Solemos llamar fracaso al resultado fallido y frustante de unas espectativas

- El problema se esconde en los sentimientos, o sea, en la interpretación que hacemos de los estados emocionales producida por el mal resultado y cómo lo asociamos a nuestra identidad. Es como decir que somos lo que hacemos

- El fracaso visto así reside en el interior de la persona y no en los hechos en sí

- ¿Te has fijado en lo que ocurre cuando queremos explicar la conducta de una persona?Existe una tendencia a atribuir esa conducta a factores de personalidad... En cambio, cuando nos toca justifiacr la nuestra, la atribuimos a factores externos. A eso se le llama el error de atribución fundamental

- Los fracasos nos ponen a prueba. Si siempre se hace lo mismo se obtiene lo mismo.....La resistencia al cambio suele ser intensamente dolorosa porque significa soltar esas amarras que han permanecido ancladas en burbujas de comodidad, de protección y de control.

- Lo importante no es caer sino levantarnos lo antes posible... Más que dirigir la acción hacia lo que queremos, la dirigimos hacia lo que no queremos. Todo son esfuerzos para no caer. Sin darnos cuenta en lugar de ahuyentar el miedo,lo estimulamos.... Crisis, angustias,... los vamos a pasar todos. Lo que nos diferencia son los recursos internos que nos permitan recuperar lo antes posible el timón de nuestras vidas.

- No buscar el "por qué", sino el "cómo" y el "para qué" El "cómo" es altamente útil para analizar secuencias de hechos en los que podemos descubrir el punto crítico en el que hemos fallado. El "para qué" nos orienta hacia el sentido, hacia la intención: ¿qué sentido o significado puede tener ese fracaso? ¿Qué tenemos que aprender de esta experiencia? ¿Qué oportunidades se abren a partir de ahora?

- Buena suerte, mala suerte ¿quién lo sabe?

Recordad el discurso de Steve Jobs

Todo esto está estrechamente relacionado con las técnicas de PNL (Programación Neurolingüística)

2 Comments:

Blogger Fernando said...

Magnífica reflexión: somos lo que hacemos. Pero, por alguna extraña (o no tan extraña) razón, hay muchos que no aprenden; y otros tantos que no quieren aprender.
Y es que tampoco es fácil.

9:01 a. m.

 
Anonymous Anónimo said...

te deseamos q te valla bien en tu nueva empresa y q aprendas muxas cosas!enga kampeona!!un saludo!!los txikos de marketing!!
pd:ya nos montaras o invitaras a algun buen evento!

9:19 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home